Notas


Estados Unidos intentó matar a un imán radical en Yemen

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Estados Unidos fracasó en su intento de matar en Yemen, con un misil, al imán radical Anwar al Aulaqi, al que considera tan peligroso como Osama Bin Laden, el jefe de Al Qaida muerto en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses hace unos días en Pakistán.

El imán y un dirigente saudí de Al Qaida en la Península arábica (AQPA), implantada en el sur de Yemen, “resultaron ilesos el jueves luego de un disparo de misil contra su vehículo en Abadan” a 50 kilómetros al suroeste de Ataq, capital de la provincia de Chabwa, declaró el sábado este responsable a la AFP.

“El vehículo fue ligeramente alcanzado” en el ataque “efectuado por un avion teleguiado estadounidense” y sus ocupantes pudieron continuar su camino a bordo de otro vehículo, agregó sin precisar la identidad del saudí que acompañaba al imán.

Este miembro de la influyente tribu de los Awalaq y también responsable de la administración local de Ataq confirmaba así informaciones de los medios estadounidenses -Wall Street y la cadena de televisión CBS – según los cuales el imán había escapado a un misil disparado desde un avión teleguiado estadounidense en Yemen.

Este ataque tuvo lugar cuatro días después de la muerte del hombre más buscado del mundo, Osama Bin Laden, muerto en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán el 1 de mayo.

Si AQPA se ha mantenido discreta desde la muerte de Bin Laden, la oración del ausente fue pronunciada el viernes en memoria del fundador de Al Qaida en las mezquitas de Hadramut (este de Yemen), ciudad de la cual es originaria su familia, según habitantes.

Según responsables en Atac, dos activistas del AQPA fueron muertos por el segundo misil contra el vehículo del imán en el cual viajaban.

En Aden, principal ciudad del sur, un responsable de los servicios de seguridad había indicado el jueves a la AFP que dos miembros de Al Qaida habían sido muertos por un disparo de misil que apuntaba a un jefe local de la red no identificado en la región de Nissab, poblado que depende administrativamente de Abadan.

Se trataba de los hermanos Abdalá y Mubarak Al Harad, dos activistas del AQPA, según habitantes.

El ministerio yemení de Defensa había anunciado sin otra precisión la muerte de dos jefes de Al Qaida en el sur.

Considerado por Estados Unidos como una amenaza tal como la de Osama Bin Laden, Anwar Al-Aulaqi es sospechoso de vínculos con el nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab, autor del fallido atentado del 25 de diciembre de 2009 contra un avión de línea estadounidense.

Al-Aulaqi es conocido también por haber mantenido correspondencia con el comandante estadounidense Nidal Hassan, presunto autor de un tiroteo en el que murieron 13 militares en la base de Fort Hood (Texas) en noviembre de 2009.

Según las autoridades, el imán ya había sido objeto de un ataque de la aviación yemení el 24 de diciembre de 2009 en la provincia de Chabwa, en el que murieron 34 personas.

El presidente yemení Alí Abdalá Saleh Abdalá, que desde enero se enfrenta a la revuelta popular, fue durante años aliado de Estados Unidos en la lucha contra los émulos de Bin Laden.

Pero recientemente, los estadounidenses lo llamaron a favorecer una transición del poder, dando a entender que continuarían la lucha antiterrorista con una futura dirección.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados