Notas


Los nuevos dirigentes de Túnez intentan restablecer el orden

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los nuevos dirigentes tunecinos, encabezados por Fued Mebazaa, presidente del parlamento proclamado jefe de Estado interino, intentaban el sábado en medio de saqueos y violencia, retomar el control de la situación en un país al borde del caos tras la huida a Arabia Saudita del presidente Zine El Abidine Ben Alí.

En Túnez y sus suburbios, donde algunos barrios fueron sometidos el viernes a la ley y la violencia de los saqueadores, identificados a veces por varios testigos como partidarios, en especial policías, del régimen de Ben Ali, los habitantes trataban el sábado de organizarse en comités de defensa.

El sindicato del país, la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT) llamó el sábado por la noche a la televisión nacional a la formación de un comité de vigilantes “para que la gente pueda defenderse” en caso de ataques.

Después de la entrada en vigor del toque de queda, el centro de Túnez estaba totalmente desierto y los comercios y los cafés estaban cerrados. Solo se veía a la policía.

Los habitantes de Túnez descubrieron desde las primeras horas un espectáculo de desolación: autos robados abandonados en las calles, tiendas y residencias de lujo incendiadas, propiedades de la familia de Ben Alí y su esposa Leila atacadas, destrucción de retratos del ex-presidente.

Un sobrino de la esposa del presidente huido, Imed Trabelsi, fue apuñalado y falleció el viernes en el hospital militar de Túnez, indicó este sábado a la AFP una integrante del personal del centro.

Trabelsi era alcalde de La Goulette, un municipio al norte de la capital. En mayo de 2007, la justicia francesa había dictado orden de detención contra él pero la justicia tunecina se había negado a extraditarlo.

El presidente del parlamento tunecino, Fued Mebazaa, fue proclamado el sábado jefe de Estado interino de Túnez por el Consejo Constitucional, excluyendo definitivamente un regreso del mandatario Zine El Abidine Ben Alí, tras su huida a Arabia Saudita.

El Consejo Constitucional declaró “un vacío de poder” en la jefatura del Estado y designó mandatario interino al presidente del parlamento.

Este cambio repentino se realizó en virtud del artículo 57 de la Constitución, que prevé elecciones legislativas en un plazo máximo de 60 días, y tuvo lugar a pedido de Mohammed Ghannuchi, primer ministro de Ben Alí, nombrado presidente interino después de la huida de quien dirigió el país durante 23 años.

El nombramiento de Ghannuchi, quien sólo permaneció en el cargo algunas horas, se había realizado en virtud del artículo 56 de la Constitución, que no prevé comicios y posibilitaba un eventual retorno del ex mandatario.

Posteriormente, Mebazaa estimó que todos “los tunecinos sin excepción y sin exclusiones” estarán asociados al proceso político en el país, en un breve discurso consecutivo a la ceremonia de juramento en su nuevo cargo.

Mebazaa también confirmó que el primer ministro Ghannuchi seguía encargado de formar un nuevo gobierno de “unión nacional” en función del “interés superior del país”.

En este contexto, Francia llamó al “fin de la violencia” en Túnez y a “organizar elecciones libres lo antes posible”.

Además, se tomaron “las medidas necesarias para que los movimientos financieros sospechosos de fondos tunecinos en Francia sean bloqueados”, señaló el presidente francés Nicolas Sarkozy en un comunicado, poco antes de que unas 8.000 personas se reunieran en París para festejar la caída de Ben Alí.

El nombramiento de Mebazaa tuvo lugar en momentos en que ya habían comenzado manifestaciones en varias ciudades del país para pedir la renuncia de Ghannuchi.

Las miles de personas que habían salido a la calle se dispersaron, a pedido de las fuerzas armadas, al enterarse de que Ghannuchi había sido sustituido.

Desde Londres el exiliado jefe del partido islamista tunecino Rached Ghannouchi, dijo a AFP el sábado que planea regresar a su tierra tras la caída del ex presidente Ben Alí.

“La intifada tunecina tuvo éxito al lograr la caída de la dictadura”, dijo a la AFP por teléfono desde Londres el líder del prohibido Ennahdha.

Por su parte, el líder libio Muammar Kadhafi dijo el sábado por la noche que Zine El Abidine Ben Alí “sigue siendo el presidente legal” de Túnez y lamentó su partida del país, en un discurso difundido por los medios de prensa estatales.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados