Notas


Conoce el verdadero origen de Halloween y sus tétricas tradiciones

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Hoy se celebra Halloween, un festejo que tal vez no compartas, y es comprensible, pues se trata de una fiesta de la cultura anglosajona. Sin embargo, cada vez importamos más tradiciones de lujares lejanos, por lo que vale la pena aclarar qué es lo que se está conmemorando. Muchos hablan de una festividad ocultista y poco menos satánica, por evocar a seres demoniacos y celebrar lo oculto. Sin embargo, es innegable que la idea de vestir y decorar todo monstruosamente atrae a grandes y chicos.

mia3mom en Flickr

mia3mom en Flickr

Los orígenes de esta festividad que hoy tiene a los niños muy felices en sus siniestros disfraces se remontan a los celtas de hace 25 siglos, cuando su año terminaba a fines del verano, lo que equivale al 31 de octubre de nuestro calendario.

El ganado se llevaba a los establos para el invierno, pues según su creencia, ese último día los espíritus podían salir de sus tumbas y poseer los cuerpos de los vivos para resucitar, pedir comida y maldecirles si no cumplían sus peticiones.

Pero los pobladores celtas no podían quedarse sentados en sus hogares esperando la maligna llegada de estos visitantes indeseados. Claro que no. Muy por el contrario, se preparaban ensuciando sus casas y “decorándolas” con huesos, calaveras y otras cosas desagradables, de modo que los muertos pasaran de largo aterrados con esta inhóspita escenografía.

The Nightmare before Christmas

The Nightmare before Christmas

De ahí surge también, la tradición de decorar con lúgubres motivos las casas en la víspera de Todos los Santos.

Como esta fiesta estaba asociada al regreso de los dioses paganos a la vida, la iglesia romana decidió convertirla al catolicismo, y para lograrlo instituyó el 1 de noviembre como Día de Todos los Santos, que en Inglaterra se llamaba “All Hallows’ Day” y la noche anterior “All Hallows’ Eve”, que desviándose se convirtió en Halloween.

A Estados Unidos, uno de los principales exponentes de esta celebración, la celebración se exportó en el siglo XIX por los inmigrantes europeos, pero comenzó a celebrarse masivamente recién en 1921, con la realización del primer desfile de Halloween en Minnesota, para luego extenderse a otros estados. Su internacionalización se produjo sólo a fines de los 70 y principios de los 80, gracias a la TV y el cine.

Rusty Boxcars en Flickr

Rusty Boxcars en Flickr

Hoy lo más típico de Halloween , y lo que por cierto, hemos importado en nuestro país que los niños disfracen para la ocasión y vayan puerta a puerta pidiendo dulces, situación que a muchos disgusta, pero que a nadie hace demasiado daño.

La tradición dicta que los niños repiten la amenaza de los espíritus celtas y negocian recibir un dulce a cambio de abstenerse de atentar con alguna travesura contra el hogar del visitante, si no es muy hospitalario.

La fiesta se basa, en efecto, en el miedo, la muerte, los zombis, la magia negra y toda clase de criaturas místicas. Por lo mismo, los personajes que comúnmente se asocian con la celebración y que ilustran con disfraces y decoración son fantasmas, brujas, los populares vampiros, trasgos, banshees, y demonios.

Sin embargo, no se puede culpar a los celtas de realizar estos rituales. Es normal que los pueblos busquen formas de explicar lo incompresible, y proteger sus animales y cultivos, su principal sustento.

Ellos se disfrazaban con pieles de animales el 31 de octubre, para esconderse de los espíritus que cobraban vida esa noche, generando esta curiosa tradición.

Orígen de las Tradiciones

“La Noche de Brujas”

Joe Shlabotnik en Flickr

Joe Shlabotnik en Flickr

Tal vez eres de los que denomina a Halloween “Noche de Brujas”, pero como te explicamos anteriormente, ese no es precisamente su significado.

Sin embargo, fue tomando este nombre, a raíz de una leyenda que dicta que las viejas hechiceras se reunían dos veces al año: el 30 de abril y el 31 de octubre. El mismísimo Satán era quien las convocaba y ellas acudían raudas y veloces montadas en sus escobas, tal como a menudo se les grafica. En estos aquelarres compartían hechizos y sabiduría negra.

A raíz de esta creencia, hoy la Noche de Halloween es reconocida por los satanistas, ocultistas y adoradores del diablo como víspera del año nuevo para la brujería. Para muchos es la noche en que la brujería y los poderes malignos están en su más alto nivel. Así fue como sus ritos se fueron mezclando con la celebración actual de Halloween, confundiéndoles a tal punto, de denominar a esta festividad “La Noche de las Brujas” (The Night of Witches).

La Calabaza

mia3mom en Flickr

mia3mom en Flickr

La calabaza, con una tétrica cara tallada, es una de los símbolos más típicos de la fiesta nocturna anglosajona. Cuenta la leyenda que haces muchísimos años un tacaño irlandés llamado Jack se encontró con el mismísimo diablo en una cantina en plana Noche de Brujas. Aunque había bebido muchísimo pudo engañar al demonio ofreciéndole su alma a cambio del último trago. El tonto malvado accedió, y se transformó en una moneda para pagarle al mesero, pero Jack rápidamente la tomó y la guardó en su monedero, donde tenía una cruz que impidió que Satanás volviera a su forma original.

Jack le dijo al diablo que no lo dejaría salir a menos que prometiera no reclamar su alma en al menos 10 años, y tuvo que acceder.

Una vez cumplido el plazo, Lucifer volvió a buscar al ingenioso irlandés, quien le pidió antes de irse al infierno una manzana. El diablo resignado trepó a un árbol, y antes que pudiera bajar, había sido engañado de nuevo. Esta vez Jack talló una cruz en la corteza y el ángel oscuro no pudo bajar. Entonces Jack le exigió prometer que jamás pediría su alma otra vez, y tuvo que aceptar.

Jack murió años más tarde, y como había sido estafador, vago y borracho, no lo recibieron en el cielo, pero cuando intentó entrar al infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta porque no podía tomar su alma.

No tenía adonde ir y tuvo que caminar por la oscuridad. El diablo le lanzó un carbón encendido del infierno para guiarse y Jack lo introdujo en un nabo que comía, condenado a vagar entre tinieblas eternamente.

Los pueblos celtas, como mandaba la tradición, ahuecaban nabos y ponían carbón en ellos para iluminar el camino de vuelta al mundo de los vivos a sus difuntos más queridos y les daban la bienvenida, a la vez que se protegían de los malos espíritus.

Cuando los irlandeses llegaron a América conocieron las calabazas, y se percataron que era mucho más grandes y fáciles de ahuecar que los nabos, por lo mismo se creó el Jack-o-lantern, el tenebroso candil de Jack.

¿Truco o Trato?

mia3mom en Flickr

mia3mom en Flickr

Esta es una pregunta que quiéralo o no, es muy probable que más de algún niño le formule esta noche. Más vale prepararse con algunas golosina, si no quiere recibir a cambio alguna travesura. Nada, comparado con el real temor de los irlandeses que dio origen a esta tradición.

Se trata de la persecución de los protestantes contra los católicos en la Inglaterra de los siglos XVI y XVII. Como consecuencia de ellas, el rey protestante James I y su Parlamento fueron víctimas de un intento de atentado, pero el plan fue truncado cuando Guy Fawkes uno de los conspiradores, posteriormente ejecutado, habló bajo la presión de los verdugos y traicionó a sus compañeros.

El hecho dio lugar a una fiesta de carácter burlesco, en que pandillas de luteranos que protegían su identidad bajo máscaras lúgubres, celebraban la fecha del descubrimiento de la traición visitando los hogares católicos y exigiendo a sus acobardados moradores cerveza y pasteles. La amenaza, se hizo popular muy pronto: “Trick or Treat”. De esta manera el “Día de Guy Fawkes” llegó a América con los primeros colonos, se trasladó al 31 de octubre y se unió con la fiesta de Halloween.

El temor a los tétricos gatos negros

Ignacio Nachinchon en Flickr

Ignacio Nachinchon en Flickr

Si bien los gatos eran un símbolo de la divinidad para los egipcios, los celtas no les tenían mucha estima. De hecho les temían, porque pensaban que eran la forma felina en que algún poder demoniaco había transformado a alguna persona, o sea eran personas malditas.

Cuenta la leyenda, que la diosa Wicca se convirtió en gato negro para cometer incesto con su hermano Lucifer. Por lo mismo, se desarrolló la terrible creencia de que el cuerpo del gato negro es un disfraz que usan las brujas para pasearse tranquilamente por la ciudad y pasar desapercibidas.

De ahí surgió el temor de que si tienes la mala fortuna de que un gato negro se te cruce por delante durante la noche de Halloween, la mala suerte caerá inevitablemente sobre tu cabeza. Pero existe una solución… anótalo, nunca sabes si te puede servir, y es mejor prevenir que curar… debes dar 7 pasos hacia atrás y ¡te salvaste!

Morder la Manzana

Iris de Paz en Flickr

Iris de Paz en Flickr

Esta costumbre no es muy conocida en nuestro país, pero simboliza la buena fortuna. La primera persona en morder una manzana sería la primera en casarse al año siguiente. Además la forma de pelar una manzana revelaría cuán larga será tu vida. Por escalofriante que suene si la cáscara de la manzana se corta muy pronto, significa que no vivirás demasiado.

Más macabra aún es la tradición escocesa. Se ponen manzanas en las puertas, y quienes las toquen durante Halloween están destinados a morir al año siguiente.

Otros símbolos de Halloween

Búho:

Esta misteriosa avecilla es símbolo de la oscuridad. La tradición dice que los brujos usan el sonido que emiten los búhos para espantar los poderes de las tinieblas. Por lo mismo usan sus imágenes como amuletos de buena suerte.

Sapos

Los sapos fueron una de las plagas enviadas por Dios a los egipcios, por considerarlo sagrado y le rendían culto. También su imagen es típica representación de la Noche de Brujas.

Máscaras

Las máscaras son caras falsas que ocultan la verdadera forma de una persona. Se incorporaron a esta festividad para esconderse de los espíritus malignos, y asustarlos.

Tim Burton retrató muy bien la no vida de estos impresionantes y tétricos seres en un película “The Nightmare before Christmas” basada en la historia de Jack que ya te contamos, convertido en el Rey de Halloween.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados