Notas


Los 10 pecados mortales que te pueden costar tu prestigio como “geek”

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección
Orgullo geek... o bueno, algo así | Campus Party Mexico

Orgullo geek... o bueno, algo así | Campus Party Mexico

Hace tiempo que ser ñoño -o geek- dejó de ser un motivo para ocultarse entre libros y pantallas de computador, para convertirse en una razón de orgullo planetario. ¿Quién repara tu PC si se estropea? Un geek. ¿Quién conoce todos y cada uno de los capítulos de tu serie de ciencia ficción favorita? Un geek. ¿Quién conoce hasta el más recóndito truco para pasar tu juego de video? Pues un geek.

Pero ingresar a la cofradía de los geeks no es gratuito. Primero debes mostrar tu valor como experto en tus materias pero, sobre todo, jamás cometer uno de los 10 pecados que TechRepublic reunió y que te podrían hacer perder tu honor geek.

1. Admitir que te gusta iTunes

Puede que iTunes sea muy popular para el público en general, pero tener un sistema tan restrictivo de protección anti-copia (DRM), hacer que adminstrar tus canciones entre distintos dispositivos sea una pesadilla y convertirse en un programa cada vez más voluminoso, simplemente no lo hacen digno de un geek con carácter.

2. No conocer la diferencia entre binario y hexadecimal

Mientras el sistema de numeración binaria conforma el lenguaje básico de todo computador y está compuesto, únicamente, por ceros y unos; el sistema hexadecimal comprende 16 dígitos que van del 0 al 9 y de la A a la F, para denominar, por ejemplo, los colores en el lenguaje HTML de las páginas web.

3. No saber qué significa MMORPG

No, no es ninguna entidad científica, militar o universitaria. Simplemente es el acrónimo en inglés de “Massively Multiplayer Online Role-Playing Game” o un juego de rol masivo para multijugadores en línea. ¿Un ejemplo? El famoso World of Warcraft, que atrae hasta sus arenas a más de 12 millones de jugadores.

4. Tenerle cariño a tu compañía de teléfonos o de Internet

Mientras podemos considerar que los geeks construyeron la Internet -casi a mano- las grandes empresas de telecomunicaciones hacen todos sus esfuerzos por controlarla y sacarle provecho económico, restringiendo los derechos y posibilidades de los usuarios. Es prácticamente un deber de todo geek odiar a estas empresas.

No te hagas muchas ilusiones... | Marco Gomes

No te hagas muchas ilusiones... | Marco Gomes

5. No saber en qué libro está basada Blade Runner

Blade Runner es uno de los clásicos obligatorios para todo amante a la tecnología y la ciencia ficción. Sin embargo no basta haberla visto muchas veces: también debes saber que está basada en el libro de Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, uno de los epítomes del género.

6. Confundir Star Wars con Star Trek

La Guerra de las Galaxias (Star Wars) y Viaje a las Estrellas (Star Trek) son dos cosas muy, total, completa y absolutamente distintas. Confundirlas durante un mitín geek incluso podría costarte la vida.

7. Creer que el “libre” del código libre significa que es gratis

Esta confusión está bien para el público común pero no para un geek que se precie. El código abierto o código libre es una modalidad de distribución del software que perfectamente puede venderse. La diferencia fundamental con los programas “propietarios” es que ya sea que lo hayas recibido gratis o pagado por él, siempre tendrás la posibilidad de acceder a su código fuente y modificarlo a tu antojo o necesidad. De ahí la “libertad”.

8. Defender a Facebook por sus transgresiones a la pirvacidad

Durante los últimos meses (o años), Facebook ha abusado bastante de la paciencia de sus usuarios imponiéndoles uno tras otro cambio en sus políticas de privacidad, las cuales dejan mucho que desear. La situación llegó a tal extremo que en mayo de este año, Leo Laporte inició una revuelta geek contra la red social y, si falló, fue únicamente porque no existe una alternativa válida para el público.

9. Llevar tu computador o dispositivo averiado al servicio técnico

Nada de técnicos o supuestos especialistas comerciales. Si eres un verdadero geek la regla es simple: desatornilla la tapa y arréglalo tú mismo. La única excepción es si tu dispositivo está aún bajo garantía… pero que nadie te sorprenda haciéndolo. Es indigno.

10. Comprar un libro de computación en la librería

Mientras en 1999 era completamente normal que si querías aprender sobre ciencias tan arcanas como la programación o la administración de redes fueras hasta una librería, en 2010 cualquier tomo impreso sobre la materia tendrá -por lo bajo- 6 meses de desfase con las últimas novedades.

Si eres un geek ni siquiera te cuestionarás el comprar un árbol muerto. Simplemente vas a la web y buscas lo que necesites desde un sitio gratuito o un libro electrónico. Y </punto>

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados