Notas
Entel deber√° pagar 100 millones de pesos a trabajador y su familia por accidente laboral
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte Suprema rechazó el recurso de casación presentado por una empresa mandante y otra mandataria en contra de una sentencia que las condenó a pagar una indemnización por el accidente laboral de un trabajador.

En fallo un√°nime, los ministros de la Tercera Sala del m√°ximo tribunal del pa√≠s -Adalis Oyarz√ļn, Sergio Mu√Īoz, H√©ctor Carre√Īo, Pedro Pierry y Sonia Araneda- desestimaron la presentaci√≥n de Entel PCS S.A y Telecomunicaciones Telser Limitada en contra de un fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que las conden√≥ a pagar 100 millones de pesos a un trabajador, su c√≥nyuge y sus hijos por un accidente laboral sufrido en 2004.

El fallo del tribunal de alzada, de los ministros Lamberto Cisternas, Pilar Aguayo y la abogada integrante Claudia Chaimovich, determinó que se debía pagar la suma a Aníbal Vidal Romero, su esposa y sus dos hijos.

Vidal Romero, el 22 de abril de 2004, sufrió un accidente mientras instalaba una antena de telefonía celular que le provocó una paraplejia que lo dejó postrado en silla de ruedas.

El fallo del tribunal de alzada determina que la empresa mandante (Entel PCS) y la mandataria (Telecomunicaciones Telser Limitada) son responsables solidariamente por las conductas culposas que derivaron en el accidente del Aníbal Vidal Romero.

‚ÄúQue as√≠ las cosas, resulta evidente la responsabilidad de las demandadas ‚Äďempresa contratista y empresa mandante-, pues ellas crearon el riesgo, sin tomar los debidos resguardos, lo que importa un actuar negligente que es causa del defecto o siniestro que sufri√≥ el actor cuando trabaj√≥ en las condiciones dichas en una obra que se constru√≠a para la mandante, seg√ļn sus instrucciones y en un terreno proporcionado por ella‚ÄĚ, dice el fallo.

Agrega que ‚Äúno cabe excusar a las demandadas de su responsabilidad, ni por el hecho de haber existido una empresa subcontratista a cargo directo de la obra y de quien era el actor trabajador dependiente ‚Äďla que tambi√©n es responsable y contra la cual se podr√° repetir-, ya que ello no impide que sean llamadas a juicio por sus propias responsabilidades y a elecci√≥n del actor; ni por las reiteradas cl√°usulas de irresponsabilidad que contienen los contratos respectivos, pues ellas no son v√°lidas en un caso como el presente y respecto del actor, atendido que se trata del cumplimiento de normas de seguridad y protecci√≥n de las personas ‚Äďtrabajadores o no-, las que tienen el car√°cter de orden p√ļblico en nuestro actual ordenamiento constitucional y legal, por lo que su respecto se impone de manera objetiva, m√°s all√° de lo pactado en contratos que vinculan s√≥lo a las partes, convenios que, adem√°s, suelen ser de adhesi√≥n‚ÄĚ.

La indemnizaci√≥n por da√Īo moral se divide en: 50 millones de pesos para An√≠bal Vidal Romero; 30 millones de pesos para Johana Romero Vidal (c√≥nyuge), y 10 millones de pesos para cada hijo: Paloma Vidal Romero y Rodrigo Vidal Romero.

URL CORTA: http://rbb.cl/63ha
Tendencias Ahora