Notas


Esposa del Nobel de la Paz Liu Xiaobo está ilocalizable desde la noche del viernes

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección
Liu Xiaobo | Wikipedia

Liu Xiaobo | Wikipedia

La esposa del disidente chino Liu Xiaobo, Premio Nobel de la Paz 2010, seguía ilocalizable este domingo, dos días después de haber indicado que la policía la llevaba a visitar a su marido en la cárcel, en el noreste del país.

Liu Xia desapareció, acompañada por policías la noche del viernes, poco después de haber sabido que su marido había sido designado Nobel de la Paz. Desde entonces, sus abogados no han podido contactarla.

“No pudimos contactarla, no sabemos dónde está”, indicó a la AFP Ding Xikui, abogado del disidente encarcelado. “Estamos inquietos por su seguridad. Pensamos que la policía la condujo a ver a su marido, pero no tenemos manera de confirmarlo”, añadió.

Poco después del anuncio, la noche del viernes, Liu Xia había indicado a la AFP que estaban presentes policías que le habían dicho que iban a llevarla a la provincia de Liaoning (noreste), donde se encuentra encarcelado su marido, con el fin de que le pudiera anunciar la noticia de su premio.

El Centro de Información de los Derechos Humanos y la Democracia, basado en Hong Kong, indicó el sábado que Liu Xia había llegado a la provincia de Liaoning (noreste de China) y debía ver a su marido la mañana del domingo.

En la provincia de Liaoning, las carreteras que conducen a la prisión de Jinzhou, donde está encerrado Liu Xiaobo, estaban bloqueadas este domingo por la policía. Las autoridades sólo dejaban pasar a los responsables oficiales o a los residentes en la zona.

La cárcel no contestaba a las llamadas telefónicas.

El Premio Nobel de la Paz 2010 fue atribuido el viernes a Liu Xiaobo “por sus esfuerzos continuados y no violentos en pro de los derechos humanos en China”, según el Comité Nobel noruego.

Liu Xiaobo, de 54 años, cumple condena de 11 años de cárcel después de haber sido uno de los autores de la “Carta 08″, que reclamaba una China democrática . Fue condenado por “subversión del poder del Estado”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados