Notas
Franceses vuelven a las calles contra reforma en sistema de jubilación impulsada por Sarkozy
Publicado por: Carolina Mardones
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los franceses volv√≠an a salir a las calles el s√°bado, desafiando a veces la lluvia, para rechazar la reforma del sistema de jubilaci√≥n que impulsa el presidente conservador Nicolas Sarkozy con una participaci√≥n inferior a la anterior protesta, seg√ļn datos oficiales.

“Unas 380.000″ personas se hab√≠an movilizado pasado el mediod√≠a, seg√ļn el ministerio franc√©s del Interior, que se refiri√≥ a una “participaci√≥n inferior” a la anterior protesta, el 23 de septiembre pasado, cuando a media jornada hab√≠a unas 410.000 personas.

En cambio, dos de los principales sindicatos franceses, la CFDT (reformista) y Fuerza Obrera, indicaron que la participaci√≥n en las manifestaciones mostraba “casi las mismas cifras” que en las protestas del 7 y del 23 de septiembre.

El 23 de septiembre los sindicatos reivindicaron la participación de más de tres millones de personas, mientras que el gobierno habló de menos de un millón (997.000).

Niza, Rennes, Metz, Besancon, Calais y Clermont Ferrand fueron las primeras ciudades escenario de manifestaciones durante la ma√Īana, de las 229 convocadas en toda Francia por los sindicatos.

Lluvias torrenciales empa√Īaron las manifestaciones en el oeste del pa√≠s, seg√ļn los sindicatos. Tras una ma√Īana lluviosa, el cielo parisino empezaba a despejarse.

Se trata de la quinta jornada de movilizaci√≥n contra el proyecto de reforma del sistema de jubilaci√≥n, el m√°s importante del mandato de Sarkozy, que prev√© aumentar de 60 a 62 a√Īos la edad m√≠nima para jubilarse y de 65 a 67 a√Īos la edad para cobrar una pensi√≥n completa.

Después de su aprobación en primera lectura por los diputados de la gobernante mayoría de derecha (UMP) el 15 de septiembre, tocará al Senado empezar a estudiar el proyecto, a partir del martes próximo, 5 de octubre.

Además, es la primera movilización contra este proyecto convocada un sábado, no sólo para que los trabajadores no pierdan un día de salario por manifestarse, sino para atraer a las familias y a los estudiantes.

Justamente a las movilizaciones del sábado adhirieron las principales organizaciones estudiantiles, que en 2006 impulsaron masivas protestas que obligaron al gobierno del entonces primer ministro Dominique de Villepin, del mismo partido que Sarkozy, a dar marcha atrás en el denominado CPE, proyecto de primer empleo para jóvenes.

URL CORTA: http://rbb.cl/654c
Tendencias Ahora