Notas
Estrenan por primera vez en La Habana documental sobre el calvario transexual
Publicado por: Camila √Ālvarez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Más de dos décadas después de inaugurar las polémicas cirugías de cambio de sexo en Cuba, Mavi Susel alborota ahora a homófobos y machistas de la isla con un documental donde se cuentan por primera vez las frustraciones y discriminaciones que padece un transexual.

El estreno de “En el cuerpo equivocado” la noche del mi√©rcoles en la c√©ntrica sala Chaplin de La Habana, fue interrumpido varias veces por aplausos que premiaron la “valent√≠a” de Mavi, una gruesa mujer de 49 a√Īos en la que a√ļn se aprecian rasgos masculinos, y de su directora, Marylin Solaya, que eligi√≥ contar la pol√©mica historia en toda su crudeza.

El documental, que comenz√≥ a exhibirse este jueves y recorrer√° toda la isla, “busca sensibilizar, que las personas comprendan que esos seres humanos tienen un corazoncito que hay que respetar”, declar√≥ a la AFP la realizadora.

Solaya inici√≥ su carrera como actriz en “Fresa y Chocolate” (1993), la primera pel√≠cula en abordar en Cuba la homosexualidad, un tema tab√ļ hasta entonces, que no regres√≥ al centro de un gui√≥n cinematogr√°fico hasta ahora.

Vencer prejuicios y encontrar el apoyo necesario, fue una tarea de ochos a√Īos para Solaya y Susel. El Instituto de Cine aprob√≥ el proyecto y una instituci√≥n iberoamericana aport√≥ el financiamiento.

Las reticencias part√≠an de todas partes, desde las estructuras oficiales, la Iglesia Cat√≥lica y hasta de la gente com√ļn.

“Yo luch√© por todo esto, no s√≥lo para ser un ama de casa, ten√≠a ilusiones, dec√≠a voy a tener mi matrimonio, mi casa, pero adem√°s voy a ser √ļtil a la sociedad, me voy a realizar, y no pudo ser as√≠”, sostiene Mavi, quien no obstante asegura haber vivido “momentos felices, sobre todo el de poder ser quien yo soy”.

En el crudo testimonio f√≠lmico, de 52 minutos, la protagonista evoca las angustias e incomprensiones que vivi√≥ desde su infancia: burlas y maltratos en la escuela y en la calle, un padre que la despreci√≥ e intent√≥ expulsar de la casa, abusos sexuales y m√ļltiples intentos de suicidio.

En tono sereno, cuenta el “trabajo y el miedo” que le cost√≥ explicarle a su pareja actual, con la que se cas√≥ en 1991 -tres a√Īos despu√©s de la cirug√≠a- su historia.

“√Čl me dijo: yo conoc√≠ una mujer, t√ļ eres una mujer, y aquello fue un alivio para m√≠”, evoca con una sonrisa.

Tambi√©n narra los sinsabores de su vida actual, marcada por la “intolerancia” de la sociedad: “Creo que hubiera hecho mi vida de otra forma” y “me hubiese gustado ser enfermera”, explic√≥.

Su cirug√≠a, el 22 de mayo de 1988, desat√≥ una fuerte pol√©mica en la isla, que interrumpi√≥ de inmediato esas operaciones, s√≥lo reanudadas en 2008, tras una paciente y persuasiva labor del Centro Nacional de Educaci√≥n Sexual, que dirige la sex√≥loga Mariela Castro, hija del presidente Ra√ļl Castro.

Desde entonces se practic√≥ una decena entre 30 transexuales que optan por la cirug√≠as de reasignaci√≥n sexual, seg√ļn Mariela Castro.

Presente en la premier, Mavi explic√≥ a la AFP que fue la necesidad de que “las personas sepan amarnos como al resto de la sociedad”, lo que la impuls√≥ a hacer p√ļblica su vida, 22 a√Īos despu√©s una cirug√≠a que la “defini√≥” como mujer, “porque ya lo era”, pues “nunca me sent√≠ var√≥n”.

“Hay que ayudar a muchas personas que est√°n en la misma situaci√≥n, no podemos dejarlas seguir sufriendo”, sostiene Mavi, quien junto a Solaya y otros defensores de la diversidad sexual, esperan el efecto del tortuoso recorrido de “En el cuerpo equivocado” por toda Cuba.

URL CORTA: http://rbb.cl/6bvd
Tendencias Ahora