Notas
Tesoro arqueol√≥gico de casi 3 mil a√Īos renace de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial en Alemania
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un tesoro arqueol√≥gico, de cerca de 3.000 a√Īos de antig√ľedad y destruido por un bombardeo, acaba de renacer de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial en Berl√≠n.

Museo de Pérgamo | wikipedia.org

Museo de Pérgamo | wikipedia.org

Despu√©s de casi nueve a√Īos de trabajo, un equipo del Museo de P√©rgamo est√° a punto de reconstruir unas 60 estatuas y bajorrelieves a partir de miles de fragmentos de basalto que fueron recuperados entre los escombros de un museo berlin√©s y que permanecieron olvidados durante d√©cadas en la ex Rep√ļblica Democr√°tica Alemana (RDA).

“Hemos reconstituido m√°s del 90% de las piezas provenientes del museo de Tell Halaf”, se√Īal√≥ a la AFP Lutz Martin, el arque√≥logo responsable del proyecto.

“De los 27.000 fragmentos nos quedan unos 2.000″, a√Īadi√≥.

El trabajo fue realizado por un peque√Īo equipo de arque√≥logos, cient√≠ficos y restauradores financiados por la familia de Max von Oppenheim, el hijo de banqueros y arque√≥logo que descubri√≥ el tesoro en el norte de Siria, cerca de la frontera turca, antes de la Primera Guerra Mundial.

Tras dos campa√Īas de excavaciones en Tell Halaf (1911-1913 y 1927-1929), Oppenheim llev√≥ gran parte del tesoro a Alemania, donde lo expuso en su propio museo.

El edificio fue destruido durante un bombardeo aliado en noviembre de 1943, destruyéndose así todas las piezas en madera y alabastro. Solamente sobrevivieron las piezas en piedra, aunque separadas en miles de pedazos y recubiertas por alquitrán proveniente del techo. La reconstitutión de este rompecabezas gigante, en tres dimensiones, resultó ser una tarea titánica.

“Al principio pens√°bamos reconstruir solamente una o dos de las principales figuras”, como los leones que guardaban la entrada del palacio arameo, se√Īal√≥ Martin.

“No sab√≠amos qu√© podr√≠amos lograr porque ignor√°bamos la cantidad de materiales recuperados del museo destruido”, explic√≥ Stefan Geismeier, encargado del trabajo de restauraci√≥n.

Tras intentar reconstruir inicialmente la parte exterior de los objetos, para luego rellenarlos de cemento, el equipo se fue convenciendo de la posibilidad real de reconstruirlos por completo.

“Contrario a un rompecabezas -en el que, a medida en que llegas al final, todo se vuelve m√°s f√°cil- las cosas se complicaban cada vez m√°s al avanzar, ya que los fragmentos ten√≠an formas cada vez menos precisas”, indic√≥ Martin, a√Īadiendo que algunos eran tan peque√Īos como una u√Īa, mientras que otros pesaban 1,5 toneladas.

Para determinar si los fragmentos eran interiores o exteriores, el equipo analizó su contenido mineralógico, sus propiedades y sus colores.

Luego, “cada objeto deb√≠a ser reconstruido en una sola operaci√≥n”, para asegurar que los fragmentos de juntaban correctamente, se√Īal√≥ Geismeier.

Los objetos restaurados formarán parte de una exposición especial en Berlín a partir de enero. Eventualmente algunas de las estatuas serán incorporadas a un pórtico que seá construido a la entrada del Departamento del Medio Oriente en el Museo de Pérgamo.

URL CORTA: http://rbb.cl/6enw
Tendencias Ahora