Notas


Van Rysselberghe a Pérez Yoma: “Él no me puede pedir que yo mantenga mi boca cerrada porque eso es complicidad con la mediocridad”

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En conversaciones con La Radio, la actual alcaldesa e intendenta designada de la Región del Bío-Bío, Jaqueline Van Rysselberghe, se explayó respecto de los temas que importan a la comunidad tras el terremoto y maremoto que afectó a la zona y sobre su polémica con el Ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma.

Alcaldesa Van Rysselberghe

En un comienzo, tras preguntarle sobre el actual ritmo de la capital regional post catástrofe, la alcaldesa dijo que “Honestamente, Concepción ha ido tomando su normalidad. Se ha ido restituyendo la locomoción colectiva, se han ido paulatinamente abriendo las tiendas”.

“Sin embargo, las comunas aledañas como Talcahuano, están muy lejos de estar normal. El nivel de saqueo fue tan tremendo que va a costar mucho que esa ciudad vuelva a ponerse de pie”, añadió.

Asimismo, agregó que “En la región tenemos 9 establecimientos (educacionales) que están en riesgo, donde se están evaluando las reparaciones que hay que hacer, y estamos viendo si podemos partir las clases la próxima semana pero no estamos 100% seguros”.

Respecto de la activación de la industria y empresas como Enap, Huachipato y Vidrios Lirquén, y el funcionamiento de vías como las que unen Concepción y San Pedro, la intendenta designada dijo que “Para eso falta bastante todavía. Falta para volver a la normalidad, no es normal que tengamos toque de queda si estamos en un estado democrático”.

“Junto con las viviendas, hay que restituir la fuente laboral. No sólo Enap, Huachipato o Vidrios Lirquén, sino infinitos microempresarios, todos los pescadores que perdieron sus lanchas, todos los pequeños comerciantes de Talcahuano que fueron saquedos, todos los restaurantes que estaban en la zona litoral, en las comunas de la costa, todo Cobquecura que era una ciudad turística y hoy está en el suelo”, añadió.

Cuando le preguntaron sobre qué autoridades de la Concertación se mantendrían en sus puestos durante los próximos 30 días en la región, la alcaldesa rió y dijo que “No me pregunten por la escoba que me va a regalar (Edmundo) Pérez Yoma. Escoba porque dijo que no quería trabajar conmigo porque yo era muy mañosa (risas)”.

Lo anterior se da en el marco de las críticas hechas por Van Rysselberghe a la gestión del Ejecutivo tras el terremoto. En ese sentido, el gobierno saliente acordó colaborar con el entrante durante algunas semanas posteriores al cambio de mando, en un ambiente de ‘Fair Play’ o juego limpio. Sin embargo, Pérez Yoma señaló que la alcaldesa había quebrado ese ambiente con su actitud confrontacional.

“A mi me interesan más los cargos técnicos que los políticos, para ser sincera. Yo llevo 10 años trabajando en la Municipalidad de Concepción y conozco perfectamente quién es quién. Y las personas que saben, las que hacen la pega, se van a quedar todas”, dijo Van Rysselberghe.

“Ahora, lo que sucede, y yo creo que en eso Pérez Yoma está súper equivocado porque nosotros estábamos viendo como saqueaban la ciudad completa y no sacaban a los militares a la calle, es que él no me puede pedir que yo mantenga mi boca cerrada porque eso es complicidad con la mediocridad. Yo no estoy dispuesta a eso, si yo encuentro que lo están haciendo mal y no enmiendan rumbo a pesar de que uno les dice, yo no me voy a quedar callada y cargar con la culpa de la ineficiencia de ellos”, añadió.

“Perdón. Si a él le molesta ¡qué pena! pero así son las cosas. Y, efectivamente, la ayuda no llegó sino hasta el quinto día (después del terremoto). No tomaban decisiones. Hoy día a la Región del Bío-Bío todavía no llegan mediaguas y ya ha pasado más de una semana. Por suerte el tiempo se ha mantenido bueno o si no tendríamos un desastre”, señaló la alcaldesa.

Van Rysselberghe en edificio Alto Río

“Yo no he tenido una postura confrontacional, lo que yo he hecho es denunciar situaciones para que en Santiago por favor las escuchen y tomen las medidas para poder corregirlas porque, lamentablemente, cuando uno usa los canales formales le bajan el perfil y dicen que todo está bien”, finalizó.

Frente a la posibilidad de que en un mediano plazo la situación de las zonas afectadas por el terremoto sea olvidada en Santiago y hacia el norte, Van Rysselberghe dijo “Yo no quiero estar en un cargo decorativo, me interesa poder colaborar con mi experiencia, con mi conocimiento de la región, con todo lo que he tenido que vivir en emergencias anteriores; a la reconstrucción de esta región. Y me dijeron que van a haber los apoyos y los recursos necesarios para poder reconstruir la región (…) y no me cabe la menor duda de que va a ser así”.

Una vez que se le preguntó sobre cómo tomó la decisión de ser la próxima intendenta, Jaqueline señaló “Yo no habría asumido la Intendencia de la Región del Bío-Bío en ninguna circunstancia si no fueran las actuales. En algún minuto me lo habían planteado y no estaba dentro de mis aspiraciones, pero el terremoto cambió todo el escenario y efectivamente yo creo que no teníamos tiempo para preparar a alguien para que aprendiera durante 6 meses. Eso no sólo iba a ser un problema para la Intendencia sino que horroroso para cada una de las comunas que estaban en problemas”.

Consultada por la oportunidad que este terremoto puede significar para hacer grandes obras estructurales, Jaqueline dijo que se están considerando: “Absolutamente, yo lo he conversado a grandes rasgos con el nuevo Ministro del Interior (Rodrigo Hinzpeter) y le decía que esto fue tremendo, pero las crisis también son oportunidades de hacer las cosas bien”.

Por ejemplo “Dichato es el símbolo de la devastación del maremoto, entonces debemos reconstruirlo y hacer que sea una joya, que sea una cosa amable, humana, que rescate lo que quiere la gente que perdió todo pero que además sea el icono de la reconstrucción. Y así como esta tenemos muchas partes que reconstruir y es la oportunidad de hacerlo bien”.

Por último, en cuanto a la oportunidad que la catástrofe le puede haber significado en términos políticos, Van Rysselberghe dijo “Yo creo que esto es como cuando uno juega a la ruleta y apuesta todas las fichas a un número. Sin dudas que si lo hacemos bien, no yo sino que toda la gente que participa en esto, nos vamos a llenar de gloria. Pero existe un riesgo muy grande de que a lo mejor no lo podamos hacer bien y si eso sucede yo creo que nos vamos a tener que ir del país (risas) porque la región completa nos va a estar persiguiendo”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados