Notas


Tras visita de Clinton, persisten diferencias entre Brasil y EEUU sobre Irán

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Estados Unidos y Brasil se mantuvieron firmes en sus diferencias sobre la aplicación de sanciones a Irán por su programa nuclear, luego de una visita de la secretaria de Estado Hillary Clinton este miércoles a Brasilia.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva marcó desde la mañana la tónica de la jornada, que mostró a Brasil -que actualmente es miembro temporal del Consejo de Seguridad de la ONU- firme en su oposición a aplicar sanciones a Irán.

Lula opinó que “no es prudente arrinconar a Irán contra la pared. Es prudente hacer que Irán mantenga las negociaciones”. El mandatario añadió que quiere para Irán “lo mismo que para Brasil: el uso del desarrollo de la tecnología nuclear para fines pacíficos. Si Irán está de acuerdo con esto, tendrá el apoyo de Brasil”.

En “caso de que Irán quiera ir más allá de eso (del uso pacífico de la tecnología), entonces es ir más allá de lo que dice nuestra Constitución (que prohíbe el uso militar de tecnología nuclear). Y por lo tanto no podremos estar de acuerdo con eso”, matizó.

Brasil e Irán han tenido un acercamiento diplomático importante en los últimos tiempos y el gigante sudamericano intenta mostrar en este caso su capacidad de negociación.

Luego de una reunión de tres horas con su par brasileño Celso Amorim, Hillary Clinton aprovechó una conferencia de prensa conjunta para responder a las afirmaciones de Lula y dejar patente la postura estadounidense sobre el tema.

Clinton consideró que Irán solamente negociará “de buena fe” si son aplicadas sanciones a través del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Una vez que la comunidad internacional se exprese, mande un mensaje claro, mediante una resolución de la ONU, los iraníes van a negociar. Y por eso el mejor camino es a través del Consejo de Seguridad de la ONU”, expresó la secretaria de Estado norteamericana.

La adopción de sanciones, dijo Clinton “es la mejor manera de evitar conflictos que puedan perturbar la paz, la estabilidad y los mercados de petróleo en el mundo”.

Además, un reciente informe elaborado por la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) “señala evidencias que, creemos, apoyan nuestros temores de que Irán está buscando un programa para desarrollar armamento nuclear”, añadió.

En respuesta, Amorim recordó sus años de embajador de Brasil ante la ONU, cuando arreciaban las denuncias contra Irak por su supuesto plan para fabricar armas de destrucción masiva.

“Es arriesgado comparar situaciones. Pero la realidad es que la acusación principal (contra Irak) no se materializó, y la destrucción para Irak y para el mundo fue enorme”, dijo Amorim, quien reiteró que considera “contraproducente” la ampliación de sanciones a Irán.

Los gobiernos de Brasil y de Estados Unidos, dijo Amorim, “comparten el objetivo” de evitar que Irán decida orientar su programa nuclear a la fabricación de armas, pero persiste una “diferencia” sobre cuál es el mejor camino para conseguirlo.

“La diferencia es que (los brasileños) pensamos que vale la pena un esfuerzo. El director de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) vendrá a Brasil y le voy a sugerir que se convoque a negociadores iraníes, tal vez con la presencia de algún interlocutor nuevo”, dijo el jefe de la diplomacia brasileña.

Brasil, añadió, está dispuesto a escuchar a “países amigos”; pero “no se trata aquí de inclinarnos a un consenso con el que no se está de acuerdo”.

En un esfuerzo por mostrar algún tipo de coincidencias en un tema tan sensible, Amorim y Clinton emitieron un comunicado conjunto que evita cualquier mención a sanciones y “reiteraron su compromiso con la búsqueda de una solución diplomática positiva para el tema”.

Los dos países impulsaron a “Irán a tomar medidas necesarias para fortalecer la confianza de la comunidad internacional” y “acordaron dedicar esfuerzos para alcanzar una solución satisfactoria”, añadió la nota.

Posteriormente, Clinton mantuvo una reunión de una hora con Lula en la que el mandatario brasileño expresó su esperanza de que el presidente Barack Obama “mantenga el diálogo con América Latina iniciado el año pasado” en Trinidad y Tobago, relató el canciller brasileño, quien participó del encuentro, a periodistas.

Lula y Clinton conversaron también sobre las negociaciones para la Cumbre del Cop16 sobre Clima, que se realizará a fines de este año en México.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados