Notas


Indígenas mayas guatemaltecos reciben el año 5126 regido por el venado

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Ceremonias religiosas y actos culturales marcaron este lunes el inicio del año 5126 del calendario maya, que será regido por Kej (venado) y que augura habilidad y fortaleza para encontrar un balance entre las energías física, mental, espiritual y emocional de sus autoridades.

En la cosmovisión maya, cada año trae una energía específica, un “cargador”, que para este año es el venado; de acuerdo con el especialista Emilio Ajquejay, del Ministerio de Cultura, supone que será un año veloz durante el cual “las autoridades del mundo serán fortalecidas”.

El venado también simboliza los cuatro puntos cósmicos que fortalecen las energías, aspecto que redundará en “la fortaleza de las energías de los gobernantes”, explicó Ajquejay.

Mientras tanto, la dirigente indígena María Quezada expresó que por ser un animal de “cuatro patas”, el venado enfatiza el balance entre las cuatro energías: física, mental, espiritual y emocional.

“Así, si los líderes están en armonía, podrán unificar. Si no, dividirán”, sostuvo Quezada.

Para darle la bienvenida al año nuevo, tras la finalización del Wayeb’ (período de cinco días de reflexión, meditación, diálogo y proyección de metas), dirigentes indígenas en diferentes partes del país realizaron una vigilia la noche del domingo y este lunes celebraron una ceremonia maya.

Según la cosmovisión maya, el Ab’ (nombre del año 5126 que inició este lunes) es el año de 365 días basado en el movimiento de rotación de la tierra alrededor del sol y está conformado por 18 meses de 20 días cada uno, más el Wayeb’, que se convierte en un mes de cinco días dentro de dicho calendario.

“En este calendario cada día tiene su nombre particular y se refiere a determinadas características y comportamientos humanos con la naturaleza, y la incidencia del cosmos sobre el ser humano y la naturaleza, con lo cual se puede prever y organizar la labor agrícola y la normativa de interacción social”, afirmó el anciano maya Cirilo Pérez.

El director del Colectivo de Organizaciones Indígenas, Roberto Cajas, detalló que la celebración de la llegada del año nuevo representa una oportunidad para expresarle “un profundo agradecimiento a la naturaleza” por haber provisto a las personas de todos los elementos necesarios para vivir.

“Durante la ceremonia, además de pagar o agradecer a la Tierra, se aprovecha para pedirle a los dioses mayas que fortalezcan las debilidades de cada persona”, explicó Cajas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados