Notas


Salvador Cabañas se mantiene consciente y recibe alimentos vía oral

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El delantero paraguayo Salvador Cabañas ya puede comer e incluso vio un poco de televisión, en una nueva muestra de la mejoría que experimenta tras recibir hace una semana un disparo en su cabeza en Ciudad de México.

Salvador Cabañas

Salvador Cabañas | Futbolred.com

El jefe de los servicios médicos del América, Alfonso Díaz, declaró al diario Récord que el jugador guaraní “sigue manteniendo la línea ascendente, está estable, inició la alimentación por la vía oral y está perfectamente consciente. Ya empieza a comer y su cuerpo lo asimiló bien”.

El galeno agregó que “Cabañas, además, reconoce bien, está muy animado, tiene muchas ganas de salir pronto del problema que tiene y habrá tiempo cuando él salga de esto, para que ustedes (la prensa) platiquen con él”.

Consultado por si el goleador de las ‘Aguilas’ quedará con alguna secuela, Díaz aclaró que “no se puede hacer una valoración hasta que él pase de terapia intensiva a una habitación normal, donde se le podrán hacer todas las pruebas posibles; por ahora sería muy fatigoso revisarlo, pero él tiene movilidad en las 4 extremidades”.

Por otro lado, el médico de la Federación paraguaya, Aldo Martínez, compartió con Salvador Cabañas y reveló que el artillero pudo ver un poco de televisión y escuchó algo de música.

“Estamos muy optimistas en la evolución de que va salir bien. Está en excelentes manos, lo están atendiendo de maravilla, hay que confiar en la labor médica y pedir a Dios que nos ayude”, expresó Martínez.

Pese a la positiva evolución, el estado de Cabañas sigue siendo muy delicado, por lo que continúa internado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Ángeles del Distrito Federal.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados