Notas


Sale a luz la apasionada correspondencia entre Gabriela Mistral y Doris Dana

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La apasionada correspondencia entre la poetisa Gabriela Mistral y su secretaria y después albacea Doris Dana se reveló hoy con la publicación de un libro que compiló esas cartas, mantenidas ocultas por más de 50 años.

“Tú no me conoces todavía bien, mi amor. Tú ignoras la profundidad de mi vínculo contigo. Dame tiempo, dámelo, para hacerte un poco feliz. Tenme paciencia, espera a ver y a oír lo que tú eres para mí”, le escribió en abril de 1949 la premio Nobel de Literatura a Dana, una norteamericana 30 años más joven.

“Yo me pongo en el viento y en la lluvia tierna, para que estos, viento y lluvia, puedan abrazarte y besarte para mí”, le escribe Dana por esa misma fecha, según extractos de algunas cartas difundidas por un diario nacional.

“Tú nunca habrías hecho lo que yo hice por tenerte. Pero eso no fue hecho por otra cosa, fue un amor violento de alma y cuerpo”, escribe en otra carta Mistral.

Las 250 cartas entre Gabriela y Doris, escritas entre 1948 y 1956, fueron publicadas en el epistolario “Niña Errante”, editado en conjunto por Randon House-Mondadori y la Biblioteca Nacional, un proyecto a cargo del conservador de la dirección nacional de bibliotecas Pedro Pablo Zegers.

Las cartas estaban contenidas en las 168 cajas con poemas inéditos, manuscritos, fotografías y otros miles de documentos que fueron donados al Estado chileno por Doris Atkinson, sobrina de Dana, cuando ésta murió en 2006.

Todo ese material, que incluía unas 10.000 cartas intercambiadas con diversas personalidades ligadas al arte, la cultura y la política, llegó a al país en diciembre de 2007 y fue entregado a la Biblioteca Nacional, que se abocó a la labor de clasificarlo.

Gabriela y Doris se conocieron en 1946 pero dos años más tarde iniciaron su relación epistolar gracias a la colaboración de Mistral en un libro sobre Thomas Mann que Dana ayudó a editar.

Dana acompañó a la poetisa en los últimos años de su vida. Mistral murió en Nueva York en 1957, 12 años después de haber recibido el Nobel.

(AFP)

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados