Fotografía:

0 visitas |


  • Un millonario convenio firmado por sobre el precio de mercado y el pago de primas sobrevaloradas a una aseguradora, son parte de los hallazgos que encontró Contraloría, tras analizar los últimos dos años de la gestión del exalcalde, Jorge Castro.

    Un día antes que Jorge Sharp asumiera como alcalde de Valparaíso, la autoridad municipal de la época firmó una millonaria repactación de deuda con la empresa Total Transport S.A., que provee de servicios y mantención de vehículos motorizados, entre otros, al municipio (revisa acá el decreto edilicio). Mediante dicho convenio, la Municipalidad se comprometió a pagar, en 84 cuotas iguales, 4.945 millones de pesos a Total como parte de una deuda pendiente. Esa repactación, que se firmó en la víspera del cambio de administración edilicia, fue fuertemente cuestionada por Contraloría en un preinforme de auditoría que aborda los últimos dos años de la gestión del exalcalde, Jorge Castro.

    De acuerdo al documento que fue evacuado por Contraloría el 12 de junio, y al que tuvo acceso Radio Bío Bío, en dicho convenio se incluyeron una serie de servicios no prestados por Total Transport, que aumentaron la deuda municipal. “Tales situaciones vulneran el mencionado contrato de prestación de servicios, como también el principio de legalidad”, dice el preinforme de Contraloría (revise acá el documento).

    El contrato original entre Total y la Municipalidad de Valparaíso fue firmado el 29 de noviembre de 2012, con una duración de 10 años, y estableció el arriendo y mantención de 30 vehículos menores, 15 móviles mayores y un set de equipos complementarios. El pago por esos servicios, en tanto, fue de 110 millones de pesos mensuales, es decir, más de 13 mil millones de pesos en los 10 años.

    La Municipalidad de Valparaíso comenzó el pago de esos servicios en enero de 2013, pero entre febrero de 2015 y marzo de 2016, dejó de hacerlo. Es precisamente ese periodo el que fue repactado un día antes que asumiera Sharp y que está abultado por servicios que no fueron prestados por Total Transport. Es más, de acuerdo a un análisis de mercado que hizo la Contraloría, todo el contrato entre el municipio y Total fue cuestionado, pues se realizó por sobre el precio de mercado.

    En efecto, la Contraloría estimó que si la Municipalidad de Valparaíso hubiese comprado todos los vehículos y maquinarias que arrienda a Total, debería haber pagado 4.053 millones de pesos, casi 9 mil millones de pesos menos que los establecidos por el contrato original. Dicha situación, consignó en su preinforme el ente fiscalizador, “atenta contra los principios de eficiencia, eficacia y economicidad de los recursos públicos”.

    Pero hay más. La Contraloría también cuestionó el arrendamiento de equipos complementarios por parte de la Municipalidad de Valparaíso a Total, vía asignación directa. Al respecto, señaló que no fue posible “apreciar la configuración de una causal que ampare recurrir a trato directo en lugar de un procedimiento concursal, ni tampoco que aquello permita a esa entidad edilicia proveerse de los bienes al mejor precio que pueda conseguir en el mercado”.

    http://media.biobiochile.cl/wp-content/uploads/2016/11/jorge-castro.jpg

    Las abultadas primas de Penta

    El contrato entre Total y la Municipalidad de Valparaíso no fue lo único objetado. El preinforme de auditoría también repara sobre tres dobles contratos entre el municipio y la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval). Es decir, tres funcionarios de la municipalidad cobraron sueldos paralelos a ambas instituciones, aunque sólo realizaron labores para una. Junto a ello, el documento analiza un contrato del municipio con Penta Security, ligada a Liberty Seguros, que fue firmado por ambas partes el 30 de enero de 2015, con una duración de dos años, por más de 112 millones de pesos.

    Al respecto, Contraloría cuestiona las primas que pagó el municipio a dicha aseguradora, producto de un avalúo parcial de sus dependencias y de la no inclusión de los bienes muebles en el mismo. Así, en el caso de la Dirección de Cultura y la Oficina de la Mujer, la Municipalidad de Valparaíso pagó 3,2% más por concepto de primas en el primer caso; y 796% más, en el segundo. Pero el cuestionamiento mayor a este contrato tiene que ver con la cobertura de las dependencias de la Secretaría Municipal.

    Dicha oficina fue afectada por un siniestro el 21 de mayo de 2016. La Municipalidad de Valparaíso ya la había asegurado con Penta, pero la Contraloría objetó el avalúo de dicha dependencia para establecer el pago de la prima. En concreto, dice el organismo fiscalizador en su informe, “dicho avalúo no solo hace referencia al edificio en donde tales dependencias se encontraban emplazadas (…) sino que corresponde a todas las edificaciones ubicadas en la Avenida Pedro Montt entre los números 1.867 y 1.895, las cuales son inmuebles de privados”.

    En otras palabras, la Municipalidad de Valparaíso ha pagado un prima inflada por las dependencias de la Secretaría Municipal, pues se utilizó el avalúo de toda la cuadra en su conjunto para establecerla. “La abultada cifra por la que se aseguró el contenido de la referida dependencia municipal derivó en un pago de exceso”, dice el preinforme de la Contraloría, que cifró dicho pago en más de 14 millones de pesos. Además, esta misma empresa aseguró una serie de vehículos que la Municipalidad había arrendado, entre ellos, algunos de Total Transport. El costo de esta prima fue de 29 millones de pesos a cargo del municipio, aunque no le estaba permitido realizar este tipo de coberturas.

    http://media.biobiochile.cl/wp-content/uploads/2017/07/sharppidequepoliciahagasutrabajo-e1499281272893.jpg

    Sharp toma medidas

    El contenido de este preinforme de Contraloría no está en tabla para la reunión que llevará a cabo hoy el Consejo Municipal de Valparaíso. Sin embargo, los concejales y el alcalde Jorge Sharp ya cuentan con él y, probablemente, de todas formas será analizado. Como sea, Sharp ha venido realizando una serie de anuncios en materia presupuestaria y de probidad, producto de la profunda crisis financiera que vive el municipio (revisa acá la cuenta pública de Sharp).

    Parte de aquello responde a un déficit municipal que ha sido estimado en torno a los 13 mil millones de pesos, pero que podría llegar a los 17 mil millones. Una situación aún peor vive la Cormuval, entidad que tiene a cargo los servicios de administración de salud, educación y parque cementerio de Valparaíso. De acuerdo a un análisis que revisó la semana pasada el Consejo Municipal de la comuna, la Cormuval arrastra una deuda de $73 mil millones (revisa acá el documento).

    Dado este escenario, el municipio estudia ahora encargar una auditoría forense que indague en profundidad sobre estos hallazgos que, de acuerdo a varias fuentes consultadas, podrían ser sólo la punta del iceberg de la verdad situación financiera y patrimonial del municipio porteño.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)