Se me cayó el mundo encima: la traumática situación que vivió nadador español en Río 2016

CHRISTOPHE SIMON / AFP
Publicado por

Miguel Durán estaba muy nervioso, tiene 20 años y nadaba en sus primeros Juegos Olímpicos. Estaba listo para disputar los 400 metros libres pero una salida en falso selló por unos minutos su participación en Río 2016.

Nadó por unos segundos y lloró. No podía creer lo que sucedía. Cuatro años de preparación para esto. Se llevó las manos a la cabeza ante los aplausos del público. Pero la organización quiso darle otra oportunidad para competir y la gente estalló en gritos.

Sin embargo, con la tremenda situación emocional, su concentración quedó en el suelo.

Y terminó último con un tiempo de 3:53.40 minutos, más de cinco segundo por detrás del egipcio Marwan Elkamash.

La FINA explicó a la AFP que el español no fue descalificado pues la salida en falso respondió a una advertencia dada al danés Anton Ipsen, que no estaba firme a la hora de la largada.

El juez ordenó que todos se colocaran de pie para iniciar nuevamente el proceso, pero Durán saltó al agua. Al ver la salida en falso, se sentó en la orilla de la piscina y se lamentó con las manos en el rostro.

“Estaba nervioso y escuché algo en la tribuna que me hizo hacer lo que hice. Yo creía que estaba desclasificado, me dijeron que volviera a nadar y después nada más. Me afectó claro la concentración, no tenía cabeza ya. Subí mi tiempo en cinco segundos”, explicó a periodistas después en la zona mixta.

“Por lo menos me han dejado nadar, pero se me ha caído el mundo encima”, dijo.

Los 400m libres eran su única competencia individual. Ahora disputará el relevo 4x200m libres con España.

CHRISTOPHE SIMON / AFP
CHRISTOPHE SIMON / AFP

  • URL Corta: http://rbb.cl/embs

Tendencias Ahora

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)