“Dulce y amargo”: el balance de Natalia Duco tras la final del lanzamiento de la bala

Mauricio Palma | Coch
Publicado por

Con sensaciones encontradas aseguró haber terminado la deportista nacional Natalia Duco, luego de haber concluido en el décimo lugar en la final del lanzamiento de la bala de los Juegos Olímpicos ‘Río 2016’.

Tras la prueba, Duco indicó que al analizar lo ocurrido quedó con un sabor “dulce y amargo. Dulce porque puedo decir que soy doble finalista olímpica y eso me da mucho orgullo. Además, estar acá no es fácil y eso es muy bueno, estoy muy contenta”.

“Por el otro lado, a veces te duele mucho haber entregado más de ocho horas diarias de entrenamiento en los últimos trece años de tu vida, saber que estás para lanzar más y no haberlo hecho. A nadie le duele más que a mí y mi equipo, de haber dicho ‘tengo todos los parámetros para lanzar más’ y que no lo hice.” profundizó.

Lee también: Natalia Duco terminó en el décimo lugar en la final del lanzamiento de la bala de Río 2016

Al momento de repasar lo ocurrido en el Estadio Olímpico, la nacional sostuvo que “es tan relativo estar parada ahí y hacerlo bien. Hay otras chicas que lanzaron muy bien hoy y otras que se cayeron. Salió y no salió, di lo mejor de mi. A veces uno quiere que salgan las cosas para que se vea el reflejo del esfuerzo, pero el esfuerzo ya estaba hecho. Yo lo hice y entrené todo, llegué en las mejores condiciones y el haberlo hecho bien o mal no me cambia nada. Me habría gustado dar una alegría aún más grande a mi país, a mi familia y entrenadora, pero lo que me caracteriza es ser persistente”, agregando que “tampoco esto lo determino como un fracaso, porque decirle fracaso a ser décima olímpica, mejor me mato“.

La sanfelipeña fue clara al señalar que “hay Natalia Duco para rato. Lo digo porque a veces veces la gente dice ‘fracaso de la Duco’ o ‘la Duco no pudo en la final’. Pero a la que más le duele es a mi, que aguanté el entrenamiento pese a estar lesionada del hombro. Aguanté el dolor del entrenamiento por muchas horas y muchos meses por estar acá. Para mi eso también tiene una ‘medalla’, por la situación de este año”.

Como ejemplo, Duco recordó que “en los Iberoamericanos lancé 18.45, pero tres semanas antes no podía levantar la bala (…) A pesar de todo, llegué acá en las mejores condiciones para mejorar el 18.80. No se dio, pero a la vez valoro el pararme acá después de la lesión y llegar bien preparada“, junto con adelantar que ahora se realizará los exámenes necesarios para iniciar el tratamiento de la dolencia.

Por último, sobre su futuro dijo que no se limita porque “estoy en un buen momento para lanzar la bala. Es muy relativo, depende de la persona, las lesiones, la motivación y mientras mi cuerpo y mi motivación quieran, seguiré haciendo ésto“.

  • URL Corta: http://rbb.cl/enjm

Tendencias Ahora

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)