tecnologia

Martes 20 noviembre 2012 | 13:02 · Actualizado: 14:35
AHORA EN TWITTER:

Afirman que la ranita de Darwin está en peligro de extinción: sólo existe en Chile y Argentina

Visitas

Rhinoderma darwinii | Mono Andes en Wikimedia (cc)

Publicado por Francisca Rivas
¿Qué sientes con esta noticia?
  • 0

    felicidad
  • 0

    sorpresa
  • 0

    indiferencia
  • 0

    tristeza
  • 0

    enojo

La ranita de Darwin, oriunda de Chile, fue descubierta en Chiloé por Charles Darwin durante su viaje alrededor del mundo en el HMS Beagle en 1834. No obstante, esta especie que sólo habita en nuestro país y En unas pocas provincias de Argentina está a punto de extinguirse.

La causa de su riesgo sería “el reemplazo del bosque nativo por plantaciones de pinos y eucaliptus para la producción de papel y madera”, indicó Claudio Soto-Azat, académico de la Universidad Andrés Bello a BBC Mundo.

Si bien Chile es uno de los productores de celulosa más importantes del mundo, esto también tiene un precio, y es que la industria forestal pone en peligro toda la flora y fauna nativa que sólo está en territorio nacional.

Oficialmente, la ranita de Darwin es considerada como ‘vulnerable’ por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, pero Soto-Azat afirma que “la clasificación está errónea”, ya que “debe ser considerada al menos como ‘en peligro de extinción’”.

Hay dos tipos de este sapito: el Rhinoderma rufum, que no ha sido visto desde los ’80; y el Rhinoderma darwinii, que se encuentran en Chile desde Concepción al sur y en las provincias argentinas de Neuquén y Río Negro.

La razón de que sea tan especial es que se trata del único anfibio en el mundo en que el macho se preña. Si bien la fecundación se hace de forma externa, luego de ocurrido esto la hembra se va y el macho cuida a los huevos.

Alrededor de las dos semanas, cuando los embriones crecen y comienzan a moverse, el macho se come los huevos. “Entonces, las larvas empiezan su desarrollo en un saco bucal o vocal, que es una divergencia de la boca”, señala el científico chileno.

Los renacuajos viven por un periodo de seis a ocho semanas, durante el cual “el macho segrega una sustancia especial que nutre a las larvas y después de ese periodo ocurre la metamorfosis (…) Apenas ocurre, el juvenil comienza su vida libre. No se sabe cómo, el macho sabe que es el momento y regurgita o vomita a las larvas”, agrega.

T

Tendencia Ahora

BioBioChile 2009-2014 | Concepción, Chile Contenidos bajo Creative Commons (CC-BY-NC) salvo donde indique lo contrario | Basado en sistema WordPress Desarrollado por BioBioChile y Radio Bio Bio | Hosting y Optimización de DigitalProServer Puedes recibir las últimas informaciones de BioBioChile a través de RSS